d'Economía.net

DEMOSCOPIA🇪🇸 NACIONAL

Guardias civiles piden reunirse con Marlaska


La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha pedido este martes una reunión del Pleno extraordinario del Consejo del Instituto Armado bajo la presidencia del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para revisar las órdenes internas que llevaron a usar el pasado viernes en Barbate (Cádiz) una zódiac de actividades subacuáticas que terminó siendo embestida por una narcolancha, falleciendo dos agentes.

En un comunicado, AUGC ha recordado que los seis agentes de la Guardia Civil tuvieron que operar con una embarcación de apenas seis metros de eslora de los GEAS, la Unidad de Actividades Subacuáticas, en su opinión en contra de la Orden General que regula dicha especialidad.

AUGC ha añadido que el GEAS “ni tiene asignadas las funciones de combatir el narcotráfico, ni recursos humanos ni materiales adecuados para esos cometidos”, motivo por el que piden abordar esta cuestión en un Pleno del Consejo de la Guardia Civil.

El Ministerio del Interior ha explicado que se movilizó una zódiac para que fuera trasladada en remolque por carretera hasta Barbate tras la alerta de que en el puerto de esta localidad había seis narcolanchas refugiadas del temporal.

El mal estado de la mar impidió que se utilizaran las patrulleras de mayor potencia que, según subrayan, estaban el pasado viernes plenamente operativas en Algeciras, por lo que se optó por usar una embarcación de menor tamaño y trasladarla por carretera hasta Barbate.

El operativo se montó con cuatro agentes del GEAS, especialistas en actividades subacuáticas, y dos agentes del GAR, el grupo de acción rápida especializado en intervenciones de alto riesgo y que fue calve en la lucha contra ETA. De hecho, las reiteradas embestidas de una de las seis narcolanchas provocaron la muerte en aguas del puerto de Barbate de dos agentes, uno del GEAS y otro del GAR.

Los Grupos de Especialistas en Actividades Subacuáticas (GEAS) forman parte del Servicio Marítimo de la Guardia Civil y se dedican a la búsqueda, localización y recuperación de personas y objetos en este tipo de medios acuáticos, incluyendo la protección del patrimonio cultural. Entre sus misiones figura realizar funciones de Policía Judicial y dar apoyo a otras unidades.

Según AUGC, lo ocurrido en Barbate obliga a celebrar un pleno extraordinario del órgano de interlocución de asociaciones profesionales y el Ministerio del Interior con el objetivo de “prevenir riesgos y abordar las medidas correctoras que procedan y eliminen o minimicen el riesgo ante actuaciones futuras” contra el narcotráfico.

Esta asociación profesional de guardias civiles se ha personado como acusación en el procedimiento por el que este lunes un juez de Barbate ordenó el ingreso en prisión provisional de los seis tripulantes de la narcolancha detenidos por el asesinato de dos agentes, entre ellos un ‘narco’ de la zona conocido como ‘Kiko el Cabra’, y dejó en libertad con medidas cautelares a otros dos arrestados por encubrimiento.

 



EM

RELACIONADOS