ECONOMÍA

La posición del FMI en una economía global fragmentada

[ad_1]

Hace diez años, Cambridge University Press publicó mi libro, El FMI y las crisis financieras globales: ¿Phoenix Rising? Había escrito una serie de artículos periodísticos sobre el FMI y utilizaba el formato de un libro para resumir lo que había aprendido sobre el Fondo. También hice algunas valoraciones y proyecciones sobre el FMI y su reputación; Una década después, ¿cómo le ha ido al FMI?

El libro repasa la historia del FMI desde su fundación en Bretton Woods hasta la crisis financiera mundial. Una de las tesis del libro era que el FMI había pagado un alto precio por su manejo de la crisis financiera asiática. El Fondo había formulado programas para Indonesia, Corea del Sur y Tailandia que resultaron ser controvertidos. Entre los cargos impuestos al Fondo se encontraban:

  • Condena por imponer duras políticas macro en las condiciones de los programas;
  • Críticas por incluir condiciones estructurales inadecuadas;
  • Culpa por precipitar indirectamente la crisis a través de su apoyo al descontrol de capitales.

Después de la crisis asiática, así como de las crisis posteriores en Rusia, Turquía y Argentina, la economía mundial entró en un período de crecimiento real constante y tasas de inflación moderadas. La demanda de asistencia del Fondo disminuyó y el FMI aprovechó la situación de relativa estabilidad para llevar a cabo revisiones post mortem y cambios en sus políticas recomendadas. Estas incluyeron una retirada de su defensa de un descontrol total del capital y una reevaluación de los propósitos y alcance de la condicionalidad.

Cuando se produjo la crisis financiera mundial de 2008-2009, fue una oportunidad para que el FMI demostrara que había aprendido las lecciones de la crisis anterior y podía adaptar su manual. El FMI estableció 17 acuerdos de derecho de giro durante el período comprendido entre septiembre de 2008 y el verano siguiente. Las condiciones de política adjuntas a estos programas se basaron en el entendimiento de que las contracciones de la actividad económica en los países del programa eran el resultado de la caída del comercio internacional que siguió al colapso financiero en las economías avanzadas. Las revisiones posteriores de los programas encontraron que el crédito se desembolsó más rápidamente y en cantidades mayores que en crisis pasadas.

Además de proporcionar recursos financieros, el FMI pidió una respuesta coordinada a la crisis y el uso de estímulos fiscales para compensar sus efectos. Los economistas del Fondo completaron su cambio en su posición sobre la regulación de la cuenta de capital y reconocieron que los controles de capital podrían mitigar la fragilidad financiera. La postura activista del FMI fue reconocida por el recién formado grupo de 20que aprobó un aumento de los recursos financieros del FMI y le pidió que instaurara una supervisión de sus economías.

Por lo tanto, el FMI salió de la crisis financiera mundial recuperando su reputación como gestor de crisis. El caprichoso subtítulo de mi libro surgió de una línea en Don Quixote eso se refería a un fénix que surgió de las cenizas de una furia. Sin embargo, la forma en que el FMI utilizó su reputación y manejó nuevas crisis sólo podrá revelarse con el paso del tiempo.

El FMI hace mucho más que servir como prestamista en caso de crisis. Los resultados de su vigilancia de la economía global se publican en informes como el Perspectivas de la economía mundial, y se informa ampliamente sobre las actualizaciones de sus pronósticos económicos. La Directora Gerente del FMI, Kristalina Georgieva, tiene un alto perfil público y habla de una variedad de cuestiones globales. La investigación de sus economistas ha crecido hasta incluir trabajos realizados sobre desigualdad de ingresos, género y cambio climático.

El siguiente gran desafío que enfrentó el FMI fue la crisis de la deuda griega, cuando se unió a la “troika” del Banco Central Europeo y los gobiernos europeos para lograr una solución. Los préstamos concedidos a Grecia fueron controvertidos debido a las condiciones que tuvo que implementar el gobierno griego. A medida que la crisis se profundizaba, la El FMI se diferencia de sus socios de la troika al abogar por el alivio de la deuda. Grecia finalmente pagó sus préstamos del FMI dos años antes de lo previsto, pero en retrospectiva La inclusión del FMI en la troika limitó su capacidad para fijar niveles de deuda sostenibles..

Más recientemente, durante la pandemia, el FMI participó activamente en la prestación de asistencia financiera a sus miembros más pobres. Algunos de sus fondos se otorgaron a través de nuevos mecanismos, como el Servicio de Crédito Rápido y el Instrumento de Financiamiento Rápido, con (como máximo) una condicionalidad mínima. Brad Setser del Consejo de Relaciones Exteriores Señaló que los préstamos del FMI y el Banco Mundial a los países de ingresos medianos bajos aumentaron justo cuando los flujos de crédito privado disminuyeron. Setser observó:

“Tal aumento tenía sentido financiero y también era un imperativo moral. El Banco y el FMI, y por ende el Presidente Malpass y la Directora Gerente Kristalina Georgieva, merecen crédito por hacerlo realidad. El sistema, en cierto sentido, funcionó. Los países de bajos ingresos tuvieron que luchar durante la pandemia, pero al mismo tiempo no perdieron el acceso a nueva financiación”.

Pero no todos están de acuerdo en que esos préstamos del FMI sean consistentes con sus misiones principales. Kenneth Rogoff de Harvard, que fue economista jefe del FMI de 2002 a 2003, señala que el Fondo, a diferencia del Banco Mundial, no es una agencia de ayuda. Utiliza la condicionalidad en parte para garantizar el reembolso y poder seguir prestando. También sostiene que “la condicionalidad contundente del FMI es esencial para establecer la estabilidad financiera y garantizar que sus recursos no terminen financiando la fuga de capitales, los pagos a acreedores extranjeros o la corrupción interna”.

Más recientemente, el FMI se ha involucrado con una serie de países en desarrollo que no pueden cumplir con sus obligaciones de deuda, incluidos Egipto, Sri Lanka y Pakistán. De acuerdo a El economista, Es probable que este trabajo aumente:

“La carga de la deuda en los países más pobres se encuentra en los niveles más altos en décadas. Exprimidas por el alto costo de los alimentos y la energía, una desaceleración de la economía global y un fuerte aumento de las tasas de interés en todo el mundo, las economías emergentes están entrando en una era de intenso dolor macroeconómico… En total, 53 países parecen más vulnerables: o son juzgados por que el FMI tenga deudas insostenibles (o que corra un alto riesgo de tenerlas); ya han incumplido el pago de algunas deudas; o tener bonos cotizando a niveles problemáticos”. El economista20/07/2022

El Fondo publicó recientemente una nota de debate del personal sobre “Fragmentación geoeconómica y el futuro del multilateralismo.” Los autores de la Nota señalan que el ritmo de la globalización se desaceleró notablemente después de la crisis financiera mundial, y las tensiones geopolíticas han llevado a una reversión de la integración económica. Examinan las consecuencias de la fragmentación en el comercio internacional, la difusión de tecnología y el sistema monetario internacional.

¿Se podría reemplazar al FMI? Es difícil imaginar cómo podría organizarse una nueva organización global. Por otra parte, los bloques regionales pueden extenderse más. Por ejemplo, la Nota del FMI sobre la fragmentación señala que la liquidez global tiene cuatro fuentes: las reservas de los bancos centrales, los acuerdos bilaterales de intercambio, los acuerdos financieros regionales y el FMI. Las líneas de swap bilaterales y los acuerdos regionales han crecido rápidamente, dejando al Fondo como el único proveedor de cobertura universal. Un mayor crecimiento de los acuerdos regionales basados ​​en bloques geopolíticos aumentaría su cobertura, pero sería desigual entre bloques y podría resultar inadecuado para hacer frente a grandes shocks.

En mi libro sostuve que es crucial recordar que el FMI es un agente de sus 190 directores. Su capacidad para abordar los desafíos globales depende de la voluntad de los miembros soberanos de utilizar al FMI para organizar respuestas a los desafíos. Un mundo dividido por fricciones entre Estados Unidos y China le da al FMI un margen limitado para desempeñar el papel que busca tener.

[ad_2]
Una información de Capital Ebbs and Flows

RELACIONADOS

Momentum sigue siendo el factor de mejor desempeño en acciones en 2024

d'Economía.net

La India firma un histórico tratado de libre comercio por 100.000 millones de dólares con la EFTA

d'Economía.net

Deberíamos seguir el ejemplo de Lord Palmerston

d'Economía.net