MACROECONOMÍA

Más despacio de Kohei Saito


El «manifiesto» de Kohei Saito sobre el comunismo decrecimiento fue GRANDE en Japón, vendiendo medio millón de copias en el primer año y medio después de su publicación. Sin embargo, su debut en inglés ya está empañado por un colosal error de conversión de grados Celsius a Fahrenheit que se repite a lo largo del libro.

La fórmula para convertir Celsius a Fahrenheit es: multiplica la temperatura Celsius por 1,8 y suma 32. La suma de 32 tiene en cuenta el hecho de que el punto de congelación del agua es 0° en Celsius pero 32° en Fahrenheit. Sin embargo, al convertir una temperatura cambiar, como el límite superior del IPCC de 1,5° C por encima de la temperatura media anual global preindustrial, uno no suma 32.

En Desacelerar, el límite de 1,5°C se representa como 34,7°F, lo que sugiere que el IPCC cree que estaríamos bien con una temperatura media anual global ligeramente superior a 91°F. Mi consejo al editor sería retirar la tirada actual y despulparla.

Aparte de ese enorme error, mi principal crítica al libro es la creación por parte de Saito de un «nuevo Marx» conectando algunos puntos dispersos del pensamiento post-Marx.Capital cuadernos y una carta que escribió a la activista rusa Vera Zasulach poco antes de su muerte. Una parte integral de la construcción del «Marxster» de Saito es la descripción de las obras anteriores de Marx como «productivistas».

Esta descripción cede terreno a las críticas ambientalistas anteriores a Marx y al marxismo tradicional tal como se practica en la Unión Soviética, pero plantea la pregunta de por qué alguien debería preocuparse tanto por lo que Marx pudo haber pensado más tarde en su vida. En el caso de Saito, parecería que tiene una visión de lo que debería ser el comunismo y quiere invocar la autoridad redimida de su criatura. Esto es desafortunado porque el hombre de paja, el Marx productivista que Saito desprecia, en realidad articuló muchos de los puntos que Saito quiere plantear y lo hizo mejor que Saito o su Marx post-Marx que conecta los puntos.

Ya cubrí parte de este material en una publicación anterior, «El crecimiento bajo cero y el desarrollo de las fuerzas productivas». Hace un par de años escribí una serie sobre el tiempo disponible como recurso de uso común, que en mi opinión es muy relevante para las cuestiones que plantea Saito sobre el crecimiento, los bienes comunes y una posible alternativa a los imperativos ambientalmente destructivos del capital. Un artículo incluso anterior, de 2013, Ingresos, crecimiento del PIB y doble conteo abordó algunas críticas destacadas al crecimiento.

Comments

comments

RELACIONADOS

Una breve historia de las acciones

d'Economía.net

10 lecturas de fin de semana: el panorama general

d'Economía.net

La tasa de inflación de EE. UU. está disminuyendo; no hay motivos para seguir aumentando las tasas – William Mitchell – Teoría Monetaria Moderna

d'Economía.net