MACROECONOMÍA

¿Qué es la Escuela de Economía de Bielefeld?

[ad_1]

Se trata de un artículo que acabo de escribir para un número especial que aparecerá en una revista que solía editar sobre el fallecido economista Peter Flaschal. ¿En quién probablemente estéis pensando la mayoría de vosotros, aunque quizá no todos? Fue un macroeconomista heterodoxo ubicado durante toda su carrera en la Universidad de Bielefeld en Alemania. Fue coautor de muchas cosas con un grupo de economistas que formaban parte de la facultad allí, al menos durante algún tiempo, o lo visitaban con frecuencia. Algunos de los otros miembros de este grupo son el también fallecido Carl Chiarella de la Universidad de Tecnología de Sydney, Australia, Willi Semmler de la New School de Nueva York, Peter Skott de U-Mass Amherst, Toichiro Asada de la Universidad Chuo de Tokio. , Reiner Franke de la Universidad de Bremen en Alemania. Han tendido a trabajar en modelos de dinámica no lineal bastante matemáticos que pueden mostrar ciclos tanto de crecimiento como endógenos, incluidos ciclos complejos como los caóticos, que, como era de esperar, son de mi agrado.

Su influencia más importante fueron los modelos de este tipo del difunto Richard Goodwin, quien tenía un modelo de tipo depredador de fluctuaciones siclicas de la lucha de clases influenciado por Marx. Sus primeros modelos fueron etiquetados como modelos Kynes-Wicksell-Goodwin (KWG), pero luego eligieron modelos de ajuste de inventario de Metzler, lo que los llevó a etiquetar sus modelos como modelos Keynes-Metzler (KMG). Alrededor de 2009, Flaschel en particular, siguiendo en cierto modo a Goodwin en esto, puso más énfasis tanto en Marx como en Schumpeter, reetiquetando sus modelos como modelos Keynes-Marx-Schumpeter (KMS). Sus modelos difieren tanto de los modelos neokeynesianos que asumen expectativas racionales y dominan gran parte de la macroeconomía académica y a los que prestan atención los banqueros centrales, como de los modelos poskeynesianos, que tienden a ser menos matemáticos, aunque ambos también han sido influenciados por Kalecki y Caldor. En parte porque han tenido problemas para publicar en revistas y nunca han creado ninguna propia como lo han hecho los poskeynesianos, han escrito muchos libros, siendo Flaschel autor o coautor de 17, sin contar aún más los que editó o coeditó. , principalmente con personas mencionadas anteriormente.

Flaschel y varios de ellos también defienden políticas un tanto izquierdistas de intervención gubernamental en las economías para estabilizar las fluctuaciones endógenas que sus modelos muestran que prevalecen, impulsadas en gran medida por efectos reales que involucran dinámicas de salarios y precios y ajustes de inventarios más que fluctuaciones financieras, aunque han tenido sectores financieros bien desarrollados en sus modelos, y algunos de ellos han realizado muchos modelos financieros, en particular el fallecido Chiarella, quien fue coeditor del Journal of Economic Dynamics and Control durante un tiempo.

De todos modos, el ángulo político que Flaschel llegó a defender especialmente, junto con Proano y Asada, ha sido la flexiguridad, un enfoque inspirado en la política danesa. Combina tener un mercado laboral flexible en ambos lados, libre contratación y despido con una fuerte organización laboral y una fuerte red de seguridad social con el gobierno actuando como «empleador de primer recurso». También han abogado por reformas educativas para mejorar todo esto, así como por el uso de fondos de pensiones para financiar inversiones de capital real, nuevamente con la idea de ayudar a suavizar los ciclos económicos. Este enfoque tiene muchos partidarios en la UE, donde los escritos de Flashel al respecto han recibido cierta atención, aunque los críticos los han calificado de «ingenuos».

De todos modos, les puse esta etiqueta de «Escuela de Bielefeld» en un prólogo que escribí para uno de sus libros en 2995, Foundations for a Disequilibrium Theory of the Business Cycle: Qualitative Analysis and Quantittative Assessment, de Chiarella, Flaschel y Franke nuestro de Prensa de la Universidad de Cambridge. La etiqueta no ha tenido mucha aceptación y no han recibido tanta atención como creo que merecen. Mi artículo los compara con más detalle con los poskeynesianos, quienes quizás son más combativos en cuanto a sus relaciones heterodoxas con la economía dominante y apenas son conscientes de estas personas, que a veces los menosprecian por su falta de rigor matemático. Sugiero que su admiración común por Kalecki, Kaldor y Goodwin, cuyos modelos pueden generar dinámicas complejas, es una posible apertura para que se comuniquen y se apoyen mutuamente, especialmente teniendo en cuenta que generalmente se encuentran en el mismo círculo ideológico y político, con la Las ideas de pleno empleo de los teóricos monetarios modernos se parecen un poco a las de este enfoque de flexiguridad del que no se habla en Estados Unidos.

Barkley Rosser

[ad_2]

RELACIONADOS

La insoportable rigidez del pico

d'Economía.net

10 lecturas dominicales: el panorama general

d'Economía.net

La tasa de inflación australiana sigue en una trayectoria descendente – William Mitchell – Teoría monetaria moderna

d'Economía.net