ECONOMÍA

¿Son posibles las reglas de capital global? por Howard Davies

Los acontecimientos recientes han servido como recordatorio de que los acuerdos institucionales que rigen el establecimiento de estándares de capital para los bancos en Estados Unidos, el Reino Unido y la Unión Europea son notablemente diferentes. En su esfuerzo por establecer un marco común, el Comité de Basilea enfrenta obstáculos potencialmente insuperables.

LONDRES – ¿Qué hay en un nombre? Las propuestas finales para las normas de capital bancario fueron denominadas Basilea 3.1, como si sugirieran un ejercicio menor de limpieza: sólo unas pocas notas de gracia añadidas a una melodía compuesta hace mucho tiempo. Pero los bancos, preocupados de que las implicaciones fueran más graves, hablaron de Basilea 4, lo que implica no notas de gracia, sino una reelaboración de toda la composición, ahora en clave importante.

Ese nombre no quedó. Los reguladores insistieron en que no era una melodía nueva y que cualquiera que pudiera cantar Basilea 3 no tendría problemas para aprender Basilea 3.1. Pero entonces, a algún practicante anónimo de las artes oscuras políticas estadounidenses se le ocurrió el término Basel Endgame, que parece sugerir que alguien está a punto de morir. En el lado oriental del Atlántico, el término recuerda la obra de Samuel Beckett, final del juego, sobre la angustia existencial y la inutilidad y falta de sentido de la vida humana. Los no banqueros podrían encontrar que ésta es una buena descripción del debate sobre el tamaño adecuado de las reservas de los grandes bancos, que ya lleva muchos años.

Algunos países, como Singapur y Australia, dejaron de discutir y simplemente siguieron adelante. En la Unión Europea y el Reino Unido los detalles están casi ultimados. Pero en Estados Unidos, el final del juego no está ni cerca del final, que incluso puede estar más lejos que nunca, tras la reciente intervención del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell.


Una información de Economics & Finance

Comments

comments

RELACIONADOS

Pedro Saura perfila un plan para borrar los números rojos de Correos

d'Economía.net

Comprender la revolución de la IA | Instituto Mises

d'Economía.net

Extremadura aprueba un nuevo decreto de ayuda a autónomos por valor de 50 millones de euros

d'Economía.net