ECONOMÍAINTERNACIONAL

La inflación de la zona euro disminuye como se esperaba, pero las cifras básicas decepcionan


Clientes en las mesas de la acera del bar Janis en Cais do Sodre en Lisboa, Portugal.

Horacio Villalobos | Noticias Corbis | imágenes falsas

La inflación general de la zona euro disminuyó ligeramente en enero, según mostraron el jueves las cifras preliminares publicadas por la agencia de estadísticas de la Unión Europea, mientras que las cifras subyacentes disminuyeron menos de lo esperado.

El aumento anual de los precios totales fue del 2,8%, en línea con una previsión de los economistas encuestados por Reuters. La inflación se situó en el 2,9% en diciembre, frente al 2,4% en noviembre, debido en gran medida a la reducción de las medidas de apoyo a los precios de la energía.

La inflación subyacente cayó al 3,3% en enero desde el 3,4% en diciembre. Un pronóstico de Reuters indicó una caída al 3,2% durante el mes pasado.

Por sectores, la inflación de los servicios (un indicador importante para las autoridades debido a su vínculo con las presiones salariales internas) se mantuvo estable en el 4%. Los efectos desinflacionarios del mercado energético continuaron reduciéndose, del -6,7% al -6,3%.

El crecimiento económico se ha estancado en el bloque.

Las cifras preliminares publicadas a principios de esta semana mostraron que la inflación en Alemania disminuyó ligeramente más de lo previsto, alcanzando el 3,1%. La mayor economía de la zona del euro se ha convertido en uno de sus principales lastre para el crecimiento, con el producto interno bruto alemán contrayéndose un 0,3% en el cuarto trimestre.

Los funcionarios del Banco Central Europeo están monitoreando una gran cantidad de datos para ver si pueden comenzar a reducir las tasas de interés desde sus máximos históricos actuales y cuándo. Las subidas de precios se han enfriado significativamente desde un máximo del 10,6% en octubre de 2022, y el objetivo del banco central del 2% está a la vista.

Si bien los mercados siguen descontando los recortes a partir de abril, algunas autoridades han retrocedido con sugerencias de que es más probable que las caídas se produzcan en el verano o incluso más tarde. El BCE subraya que sigue dependiendo de los datos.

En la reunión de política monetaria de la semana pasada, cuando las tasas de interés se mantuvieron sin cambios, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, dijo que «el proceso de desinflación está en marcha» a pesar del repunte de diciembre.

Kamil Kovar, economista senior de Moody’s Analytics, dijo que las cifras presentaban un «conjunto mixto».

«La caída al 2,8% fue una buena noticia, especialmente en relación con las proyecciones del BCE que apuntaban a un aumento de la tasa de inflación. Pero fue impulsada por una sorpresa a la baja en el sector energético, que es aún más impactante dado el fin de las intervenciones gubernamentales.» dijo Kovar en comentarios enviados por correo electrónico.

«Sin embargo, la inflación básica sólo descendió ligeramente, y los servicios, especialmente, se mostraron bastante positivos. Si bien parte de esta lectura positiva se explica por la revisión anual regular de precios y un cambio en las ponderaciones, sin embargo, hace que un recorte de tasas en marzo sea una quimera, y aumenta [the] bar para un corte en abril. Un recorte en junio sigue siendo nuestra previsión base».



Una información de Economy

Comments

comments

RELACIONADOS

Hayek y el fin de la verdad

d'Economía.net

La producción industrial en España crece un 3,6% en enero gracias a los bienes de equipo

d'Economía.net

Algunos datos sobre las viviendas de alquiler en EE. UU.

d'Economía.net