d'Economía.net

ESTRATEGIAS DE TRADINGTRADING

El informe ESG: cómo afrontar el cambio


Y es que este nuevo marco regulatorio, como ya se ha venido comentando, exige un esfuerzo importante para las organizaciones informantes puesto que la información a presentar y revisar por un experto independiente exige también cambios relevantes en los modelos de gestión y de control interno de toda la información corporativa de sostenibilidad.

Las compañías deben seguir avanzando con la finalidad de mostrar cómo afrontan la gestión de los riesgos y las oportunidades en los ámbitos ambientales sociales y de gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés) de manera que respalde sus objetivos de negocio a corto y largo plazo.

Un ecosistema sólido de informes de sostenibilidad puede ayudar a las empresas no solo a medir el progreso en la ejecución de su estrategia ESGsino también a apoyarlas a generar valor mientras movilizan los mercados de capital para ayudar a respaldar soluciones innovadoras y muy necesarias para los numerosos problemas sociales que enfrentamos.

Nuevo paso en la evolución de los informes ESG

En las últimas dos décadas, los informes ESG han aumentado en transparencia e importanciacon una mayor integración de la información relacionada con ESG en los informes financieros convencionales.

Según el Global CEO Outlook de 2023 de KPMG, el 68% de los directivos (63% en España) considera que su organización no está preparada para afrontar el mayor escrutinio por parte de los grupos de interés y de los accionistas. Estos directivos reconocían también que crece la demanda sobre una mayor transparencia sobre los aspectos ESG y que habrá mayor foco en las cuestiones vinculadas al cambio climático e igualdad de género.

El número de empresas que publican un informe de sostenibilidad ha ido creciendo de manera constante durante la última década y ya el 79% del grupo N100 (las 100 empresas líderes en todos los países encuestados) informan sobre sostenibilidadsegún la Encuesta global de informes de sostenibilidad 2022 de KPMG. Entre las 250 empresas más importantes del mundo (G250), esta cifra está muy próxima al 100%.

Sin embargo, para las empresas más pequeñas, es probable que estas cifras sean considerablemente más bajas. Dado que el CSRD lleva los informes ESG a un nuevo nivel, cada organización que entra dentro del alcance del CSRD debe comenzar a elaborar un plan para prepararse para el primer año de presentación de informes según los nuevos estándares.

Además, las empresas también deben prepararse para el contraste de un experto independiente que verifique el informe y que aporte el assurance que también la normativa europea está extendiendo -donde España lleva una ligera ventaja en el camino recorrido al haber impuesto la verificación de los actuales Estados de Información No Financiera-. De hecho, una de cada cuatro empresas globales reconoce no estar preparada aún para una verificación externa de sus datos medioambientales, sociales y de gobernanza, según el estudio Camino a la preparación 2023 realizado por KPMG.

Más datos de desempeño sobre más temas

A partir de 2024, las empresas tendrán que informar sobre cientos de métricas y objetivos. Además de realizar un seguimiento del desempeño en materia de cambio climático, economía circular y contaminación, las organizaciones deben ser transparentes sobre cómo abordan la pérdida de biodiversidad y las reducciones en el uso de recursos y agua, cuando esto sea material o forme parte de elementos obligatorios exigidos por otra legislación de la UE.



Artículo fuente

RELACIONADOS