d'Economía.net

ECONOMÍAÚLTIMA HORA

El oro vuelve a apuntar a sus máximos históricos


La onza de oro troy, valor refugio por antonomasia para los inversoresacumulaba en la tarde de este viernes una revalorización semanal del 3,3%hasta situarse en los 2.067 dólares, al filo y en dirección a sus máximos históricos del 7 de marzo de 2022, cuando la onza tocó los 2.075 dólares por el comienzo de la guerra de Ucrania.

La subida del metal precioso se explica por la perspectiva cada vez más alentada -y participada incluso por los comentarios de algunos miembros de los bancos centrales- de que los tipos de interés se recortarán el próximo añopudiendo la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos comenzar los recortes a mitad de 2024 y rebajarlos hasta en 100 puntos para el final del año, según algunas firmas y casas de análisis.

El oro y el dólar mantienen una relación inversa; esto es, un dólar fuerte abarata al oro -ya que cotiza en esta divisa- y un dólar débil lo encarece, ya que harían falta más «billetes verdes» para pagar su precio. El precio de la tarde del viernes se trata, por tanto, del más elevado en lo que va de 2023; mientras que en el ejercicio acumula un alza de más del 13%.

En el presente ejercicio, el metal precioso ha llegado a superar en distintas ocasiones la cota simbólica de los 2.000 dólarescomo el pasado octubre por el estallido del conflicto palestino-israelí, en tanto que su anterior máximo anual, en los 2.063 dólares, lo alcanzó el pasado mayo por la tensión en el conflicto ucranio y los coletazos derivados de la crisis de la banca regional estadounidense así como la quiebra de Credit Suisse del pasado marzo.

Además del máximo histórico al poco de comenzar la invasión de rusa de Ucrania en febrero de 2022, la onza de oro también rondó esos niveles -los 2.070 dólares- en agosto de 2020 tras la irrupción de la pandemia.

El euro, presionado

La ‘fintech’ Ebury publicó este viernes un informe en el que señala que el ajuste de las expectativas referidas a un próximo recorte de tipos en la eurozona podría provocar nuevas caídas del euro y una corrección de la divisa a corto plazo, en tanto que esta tarde la divisa comunitaria se negociaba en los 1,08 dólares.

Los expertos de la entidad han afirmado que con la inflación en «clara senda desinflacionista» y la economía de la eurozona al borde de la recesión, los mercados confían cada vez más en un primer recorte de tipos por parte del BCE en primavera.

De hecho, según el diagnóstico de Ebury, los mercados descuentan ya una primera bajada de 25 puntos básicos en la reunión de abril del año que viene y un total de 100 puntos básicos de recortes para la reunión de octubre -que llevaría los tipos al entorno del 3%-.

Este pasado jueves, la división española de Deutsche Bank presentó sus perspectivas de mercado de cara a 2024 y declaró que, por la mencionada perspectiva de reducción de tipos tanto del BCE como de la Fed, «lo esperable es que los tipos de cambio se mantengan estables en los niveles de ahora» (1,05-1,1 dólares), y comentaron que un dólar fuerte puede generar problemas e impactar en materias primas, balanzas comerciales y mercados emergentes, por lo que «su estabilización es una buena noticia».

También adujeron que el oro sigue siendo un activo refugioespecialmente por la previsión de bajadas de tipos de la Fed, y destacaron positivamente su presencia en las carteras como elemento diversificador si el escenario ‘macro’ empeora.





Artículo fuente

RELACIONADOS