d'Economía.net

BANCAÚLTIMA HORA

Es probable que el dolor en los márgenes de los bancos persista dada la cautela de la Fed


Los bancos están en modo de esperar y ver qué tan rápido pueden rejuvenecerse los márgenes de interés netos ahora que el presidente de la Fed, Jerome Powell, dice que hay tres reducciones de tasas sobre la mesa para 2024, pero que es poco probable que la primera sea en marzo, como lo habían hecho los mercados una vez. esperado.

Noticias Bloomberg

Una economía resiliente y un aumento continuo del empleo podrían persuadir a la Reserva Federal a mantener tipos de interés elevados durante más tiempo — obstaculizando las esperanzas de recortes esta primavera y manteniendo la presión sobre los costos de los depósitos de los bancos y su capacidad colectiva para hacer crecer sus carteras de préstamos.

El doble golpe de la desaceleración de los préstamos y los mayores gastos de financiación afectaron los márgenes de interés netos de muchos bancos y, por extensión, las ganancias del cuarto trimestre. Los banqueros dijeron durante la temporada de resultados en enero y principios de este mes que condiciones más favorables previstas en el próximo año, suponiendo que las tasas al menos comiencen a bajar y los costos de los depósitos sigan el ejemplo. Los tipos más bajos también reducirían los costes de endeudamiento para los clientes de los bancos, abriendo la puerta a Mayor demanda de préstamos y mayores ingresos..

Valley National, con un activo de 61.000 millones de dólares en Nueva York, por ejemplo, dijo que su NIM del cuarto trimestre cayó 9 puntos básicos con respecto al trimestre anterior y se desplomó 75 puntos básicos con respecto al año anterior, hasta el 2,82%.

El presidente y director ejecutivo de Valley, Ira Robbins, dijo en la conferencia telefónica sobre resultados de la compañía que «es un realmente desafiante» tiempo. Pero, con las tasas a punto de bajar, «anticipamos una expansión significativa del margen a medida que volvamos a un entorno apropiado».

El miércoles pasado, las autoridades de la Fed dejaron intacta su tasa de referencia, como lo han hecho desde el verano pasado, después de aumentarla al ritmo más rápido en 40 años entre marzo de 2022 y julio de 2023, a un rango de 5,25% y 5,5%. La Reserva Federal obligó a subir las tasas para frenar la inflación que se disparó por encima del 9% en 2022 y alcanzó el nivel más alto de este siglo. La Reserva Federal tuvo un gran éxito: la tasa de inflación cayó al 3,4% a finales del año pasado.

Aún así, la inflación continúa rondando muy por encima de la tasa del 2% preferida por la Reserva Federal. Es más, la fortaleza del mercado laboral y el crecimiento económico continuo podrían reavivar un fuerte gasto de los consumidores y aumentos de precios, advirtió el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, en una conferencia de prensa.

«Hemos logrado muchos avances en materia de inflación», dijo. «Sólo queremos asegurarnos de que hacemos el trabajo de manera sostenible».

delante de la Reunión de la Fed la semana pasada, los mercados de futuros mostraron un 50% de posibilidades de un recorte de tipos en marzo. Ahí es cuando la Reserva Federal se reúne a continuación. Powell no lo descartó, pero dijo: «No creo que sea probable que el comité alcance un nivel de confianza en el momento de la reunión de marzo» para anunciar una reducción de tipos.

Luego, el viernes de la semana pasada, el Departamento de Trabajo afirmó que el panorama del empleo continúa mejorando, luego de sólidas ganancias en el transcurso de 2023. Dijo que los empleadores añadió 353.000 puestos de trabajo en enero, la mayor ganancia en un año. Además, la ganancia de diciembre se revisó al alza hasta 333.000 desde una lectura anterior de 216.000. La tasa de desempleo en enero se mantuvo estable en el 3,7%, cerca de su nivel más bajo en cuatro décadas.

La economía avanzó a una tasa anual del 3,3% en el cuarto trimestre, tras un crecimiento del 4,9% en el tercer trimestre, según datos federales. Los aumentos de empleo de enero mantienen a la economía en una senda de crecimiento sólido, dijeron los economistas.

«El informe de empleo de enero fue impresionantemente sólido» y probablemente prolongue al menos hasta mayo el primer recorte de tasas de la Fed, dijo Carl Riccadonna, economista jefe de BNP Paribas en Estados Unidos.

en un entrevista transmitida el domingo por la noche en «60 Minutes» de CBS, Powell reiteró sus comentarios en la conferencia de prensa y advirtió que no es probable que se produzca un recorte de tipos en marzo, aunque todavía hay tres reducciones sobre la mesa para 2024.

La persistencia de datos alcistas sobre el empleo y cualquier reversión en la trayectoria de la inflación podrían retrasar aún más las reducciones de tasas. Eso podría seguir presionando los gastos de depósito de los bancos regionales y comunitarios y, tras los golpes a la rentabilidad en la segunda mitad de 2023, extender los daños aún más este año, dijeron los analistas.

Una inflación enfriada «podría significar que las autoridades estadounidenses logren aterrizar la economía sin demasiadas turbulencias, pero estamos a kilómetros de saberlo con certeza», dijo Sophie Lund-Yates, analista principal de acciones de Hargreaves Lansdown. «Por ahora, parece probable que la economía tenga demasiado viento a favor para que la Reserva Federal cambie de rumbo».

Eso deja a los bancos en modo de esperar y ver qué pasa.

Primera Fundación en Dallas, que se ha enfrentado críticas recientes de los inversores sobre su manejo temprano del entorno de tasas crecientes, es un ejemplo de ello. Recortó el 15% de su personal en 2023 para compensar la tensión de las tasas persistentemente altas. Los problemas de margen del banco con activos de 13.300 millones de dólares se prolongaron durante el cuarto trimestre.

Su NIM se redujo al 1,36% desde el 1,66% del trimestre anterior y el 2,45% del año anterior.

Para First Foundation, «probablemente haya, diría yo, un aumento de unos 3.000 millones de dólares en pasivos que cambiarían de precio inmediatamente si la Reserva Federal redujera los tipos, lo que supondría un ahorro sustancial y, francamente, devolvería las ganancias a donde estaban antes». Dijo el presidente y director ejecutivo Scott Kavanaugh en la conferencia telefónica sobre resultados del banco.

Si bien el banco espera mejoras este año si la tasa objetivo de la Reserva Federal se mantiene estable, Kavanaugh añadió que «obviamente, no será al mismo ritmo que si la Reserva Federal comenzara a recortar».

Incluso si la Reserva Federal baja las tasas varias veces este año, como anticipan muchos bancos, es probable que la expansión del NIM resulte ser un proceso largo y gradual.

El presidente y director ejecutivo de Sandy Spring Bancorp, Daniel Schrider, dijo durante la conferencia telefónica sobre ganancias de la compañía que anticipa tres recortes de tasas en la segunda mitad de este año y más en 2025. Si esas expectativas resultan correctas, dijo que el margen del banco podría recuperarse a los niveles de 2022 a finales de 2025.

El banco con activos de 14.000 millones de dólares en Olney, Maryland, dijo que su NIM fue del 2,45% para el cuarto trimestre, en comparación con el 2,55% del trimestre anterior y el 3,26% para el último trimestre de 2022.

Si la Reserva Federal baja las tasas, «esperamos que el margen toque fondo en el primer trimestre» y «luego se recupere en el segundo trimestre y durante el resto del año, entre 7 y 10 puntos básicos por trimestre. También esperaríamos que «La Reserva Federal continuará con los recortes de tasas a lo largo de 2025, lo que permitiría que el margen se mueva por encima del 3% durante la segunda mitad del próximo año».



The Latest

RELACIONADOS