d'Economía.net

ECONOMÍAÚLTIMA HORA

Fedea propone una jubilación «a la carta» compatible con trabajos remunerados


La Fundación de Estdudios de Economía Aplicada (FEDEA) planteó este lunes un nuevo modelo de jubilación a la carta: «flexible, adaptado a las cricunstancias personales» del trabajador, explicó el economista Sergi Jiménez, uno de los creadores del informe Food for thought: aportaciones al debate sobre políticas públicas que presentaron en la sede de la entidad.

De este modo, esta nueva modalidad estaría ligada a un nuevo tipo de contrato laboral que favorecería la jubilación activa voluntaria sin establecer un tope de retribución ni de jornada laboal. «Podrá ser a tiempo completo, parcial, por cuenta ajena o propia», explicó otro de los promotores de este informe, el subdirector de Fedea, José Ignacio Conde-Ruiz. Esta modalidad contractual carecería de indemnización por despido y de obligaciones de cotización a la Seguridad Social. «Solamente se aplicaría el mecanismo de solidaridad», aseveró Conde-Ruiz.

El subdirector de Fedea aseguró en la rueda de prensa que el actual sistema de pensiones español «está pensado para que los trabajadores se retiren en cuanto les llega la edad de jubilación», que actualmente está fijado en los 66 años y seis meses de edad en España. Reiteró que este modelo está pensado porque los mayores «molestan» en el mercado laboral ya que «existe la percepción errónea de que las personas mayores quitan trabajo a los jóvenes». Equiparó esta «falacia» a la de que los inmigrantes quitan trabajo a los nacionales.

La propuesta de Fedea es que urge la necesidad de modificar la actual legislación sobre jubilación para que las personas «puedan decidir voluntariamente» si quieren salirse al retiro laboral, a qué ritmo lo quieren hacer y que eso sea compatible con algún tipo de trabajo remunerado a media jornada o jornada completa.

La clave está en que una persona jubilada activa tenga la posibilidad de poder trabajar sin restricciones. Que pueda continuar en la misma empresa o cambiar a otra y que su pensión sea compatible con su salario.

«En el caso de que el trabajador se mantega en su empresa, la relación contractual que tenía antes se acabaría y empezaría otra nueva sin derecho a indeminización por despido», contó Conde-Ruiz. Es decir, lo que plantean es crear un contrato en régimen especial en el que no haya coste por despido para la empresa contratante, ya que estos trabajadores tienen la seguridad de su pensión pública en el caso de que la empresa decida rescindir la relación laboral.

Al mismo tiempo, el empleador tendrá la capacidad de prescindir libremente del trabajador jubilado activo con un período de preaviso fijado. Esa misma relación de libertad la tendría también el trabajador con su empresapudiendo dejar su puesto de trabajo a voluntad y con preaviso.

Respecto a las cuotas sociales, la propuesta de Fedea no descarta que el jubilado activo siga cotizandopero siempre que una vez finalizado el tiempo de trabajo se recalcule al alza la pensión.

Según los cálculos de Fedea, este nuevo método de jubilación activa «aportaría al mercado laboral español 1,6 millones de personas activas de aquí a 2050».

WhatsAppGorjeoLinkedInEn voz altaEn voz alta





Artículo fuente

RELACIONADOS