d'Economía.net

ÚLTIMA HORA

La exención del salario mínimo supeditada a si Junts aprueba los PGE


El Gobierno de Pedro Sánchez ha dejado en manos de Juntos la exención en el IRPF de los contribuyentes que cobren el Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Dicha exención se incluirá en la Ley de Presupuestos generales del Estado de 2024, cuya aprobación depende de los votos del partido de Carles Puigdemont y está en el aire a día de hoy. De hecho, si no se aprueba, a los ciudadanos que cobran los sueldos más bajos, tendrán un agujero en su declaración de la Renta cuando la presenten en 2025.

Así, la exención del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas se aplicará a las rentas inferiores a 15.876 euros, el equivalente al SMI anual, cuya subida hasta los 1.132 euros al mes en 12 pagas ha aprobado este martes el Consejo de Ministros. Hasta ahora, la exención se encontraba en 15.000 euros anuales, según también ha informado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

A la espera de si Junts apoya los Presupuestos, el Ejecutivo ha aprobado una modificación del Reglamento del IRPF para eliminar la retención fiscal a los salarios inferiores al SMI. Es decir, un parcheado hasta que se apruebe por el cauce formal legal, a través de la ley de las cuentas públicas.

La ministra de Hacienda justifica la subida del mínimo exento de IRPF para alinearlo con el salario mínimo pero dependerá de la aprobación de los presupuestos.

Según la vicepresidenta primera esta subida del SMI va acompañada de un cambio legal para permitir que por debajo de esa renta «ninguna persona pague el IRPF». «O dicho de otra manera: que los contribuyentes que cobran hasta ese umbral estén exentos del pago de los correspondientes impuestos», ha señalado la titular de Hacienda.

Hacienda no se queda sin recaudación

Pero lo cierto es que, gracias a este parche en el Reglamento regulador del IRPF, se impedirá que Hacienda deba devolver esas cantidades retenidas si finalmente se aprueban los Presupuestos. Por tanto, si Junts aprueba las cuentas públicas, las retenciones sobre el mínimo exento del salario mínimo quedarán salvadas.

Ahora bien, en caso contrario, por ejemplo, si el Gobierno de Sánchez no logra los apoyos necesarios para aprobar la Ley Presupuestaria y se ve obligado a prorrogar la del ejercicio anterior (como en su día sucedió a Mariano Rajoy), la medida tendrá el efecto totalmente opuesto: estos trabajadores indebidamente retenidos ‘de menos’ mes a mes -ciudadanos, se recuerda, que perciben el mínimo salario- deberán pagar las cantidades no retenidas en su declaración de IRPF de 2024, que se presentaría entre abril y julio de 2025. Es decir, el Gobierno no había caído en que también tenía que aumentar el mínimo exento para que los españoles que cobran los salarios más bajos, no quedaran sujetos a la exención del importe mínimo sujeto a tributación en el IRPF.

Subida del salario mínimo unilateral

Dicho y hecho. El Ejecutivo ha aprobado la subida del salario mínimo sin contar con la patronal. No sólo la ha aprobado el incremento del SMI un 1% por encima de lo que le pedían los empresarios, pisoteando el espíritu del diálogo social, sino que tampoco ha indexado el incremento a los contratos públicos. Es decir; que las empresas se pensarán dos veces si concurrir a los contratos públicos ante la subida imparable de los precios -un 5,8% en enero pese a la bajada del IVA de los alimentos-. Se trataba de una demanda histórica por parte de la patronal y que, una vez más, ha sido desestimada.

En definitiva, aunque Montero haya asegurado este martes que esta medida ayuda a las rentas bajasal igual que los impuestazos a las grandes fortunas, a la banca y grandes energéticas o a las sociedades multinacionales; y que su Gobierno es mucho que el del PP pues «el único interés» de los popular es «defender a los contribuyentes más privilegiados», lo cierto es que el parcheado aprobado por el Gobierno en el Consejo de Ministros esta mañana, pone de manifiesto cómo Sánchez prioriza mantenerse en el poder a ayudar de verdad a los españoles que más lo necesitan: antepone sus pactos de investidura con los separatistas a la seguridad de que los españoles que menos cobran -que son remunerados con el salario mínimo- sigan contando con su mínimo exento libre de impuestos.



Artículo fuente

RELACIONADOS